VOLVER

¿QUÉ NOS DEPARA ESTE CICLO ESCOLAR 2020-2021?


El pasado 3 de agosto se anunció la estrategia federal para la educación pública, a distancia y utilizando las televisoras para transmitir contenido educativo. Ante este escenario surge la pregunta: ¿La educación a distancia o en línea es factible en la educación pública?

En la educación primaria la respuesta contundente es no. Aún con la experiencia de cinco años utilizando la plataforma EDMODO, el profesor Héctor Azael considera que los estudiantes a esa edad no pueden ser autónomos para aprender y los más preocupantes son primer y segundo grado porque la enseñanza del proceso de lectoescritura es el problema que se presenta en el próximo ciclo escolar.

Adicionalmente, la generación de contenidos para la televisión tiene limitantes, así como los diseños instruccionales de los sistemas de teleeducación en México (Telesecundarias, Telebachilleratos y la Educación Media Superior a Distancia “EMSaD”). Los sistemas de teleeducación se basaron en la elaboración de contenidos de las materias para ser proyectados en televisión o en computadoras, el docente funge como un asesor en el caso de dudas sobre el contenido. En muchos de los casos los docentes terminan impartiendo clases como la educación de tipo presencial (priorizando materias de su dominio o gusto), en algunos planteles de EMSaD los docentes dan paquetes de 3 o 4 materias, dejando de lado el contenido de la educación a distancia.

No se debe olvidar la mejora de la infraestructura en escuelas rurales para el acceso a Internet, equipo de cómputo y plataformas tecnológicas de fácil acceso en teléfonos móviles. Todo ello, considerando la capacitación de docentes y directivos en el uso de estas tecnologías para mantener una comunicación efectiva con los padres y madres de familia, un seguimiento a distancia del estudiante, así como tener la flexibilidad para la recepción y calificación de las actividades atrasadas. 

En los niveles superiores de educación (Educación Media Superior y Superior), la posibilidad de una educación 100 % en línea sí es factible. La edad de los estudiantes, así como los intereses personales ayudan a que el apoyo familiar se pueda reducir considerablemente y quedarse solo en un seguimiento de la realización de actividades.

La Educación posCOVID-19

Estamos viviendo un cisma en la educación impulsado por la contingencia sanitaria por COVID-19, lo cierto es que el cambio educativo que estamos viviendo es irreversible. El próximo ciclo escolar 2020-2021 está planteando el inicio de una nueva educación y en particular de la escuela pública.

El cambio iniciará con la parte tecnológica, tomar los mejores elementos de la educación en línea o a distancia, abastecer de equipo y capacitar a escuelas, docentes y estudiantes. Sin embargo, el mayor cambio se dará cuando revaloremos la educación y el paradigma de la calificación sea sustituido por el paradigma del aprendizaje. Un aprendizaje significativo que sea útil, que sea aplicable y que puedan los estudiantes poner en práctica para su propio beneficio, de su familia y de su comunidad.

La educación pos-COVID-19 tendrá como propósito beneficiar a toda la sociedad en general, creando un mundo mejor. Es importante iniciar el cambio de mentalidad, generar una cultura de mayor interés por el conocimiento, respeto mutuo, respeto de la comunidad y cuidado del medio ambiente; para con ello, contrarrestar la cultura de violencia, engaño e indiferencia, presentes en una parte de la sociedad y de la juventud.


Referencia:

https://observatorio.tec.mx/edu-bits-blog/retos-de-la-educacion-en-linea-en-escuelas-publicas-en-mexico